• revista@manifest.com.mx

El Caspio

El Caspio

El fin de semana fui a una venta de muebles minimalistas, una venta que al parecer tuvo mucho éxito, pues al cabo de un para de horas de haber comenzado, la tienda se llenó de una manera casi espontánea.

Los muebles minimalistas habían sido importados desde un lejano país, del cual en este lado del planeta se sabe muy poco y cuya zona del mundo se ha convertido en una zona de gran importancia para las actividades de los servicios secretos de varias potencias. Este país es Azerbaiyán, un país a las orillas del Mar Caspio, un mar con muchas peculiaridades que en conjunto le hacen único.

El Mar Caspio es un mar que se encuentra encerrado o acorazado por tierras pertenecientes a países como Rusia, Azerbaiyán, Turkmenistán, Irán y Kazajstán, países que en su vientre albergan a varias de las civilizaciones más viejas del planeta.

Debido a que el Mar Caspio está completamente rodeado por tierra en todos los alcances de la rosa de los vientos, muchos le conocen como el lago más grandes del mundo; no obstante, un lago cuya agua es salada.

El Mar Caspio tiene una conexión estratégica a través del Canal de Manych, algo de crucial importancia para mucho del comercio asiático que termina en el Mar Negro, para después tener acceso al Mar Mediterráneo, de donde se pueden desplazar embarcaciones hacia todo el mundo.

Esta transición de Asia hasta el Mar Negro no siempre ha sido un pasaje pacífico, debido a que muchos piratas en el siglo XX y XXI operaban en la zona, hasta que fueron aplacados por las fuerzas rusas de la única manera en la que saben ejecutar sus órdenes. Con óptima brutalidad.

La zona en gran parte ha sido patrullada por la marina rusa, en gran medida debido a que este punto geográfico es uno lleno de riquezas y bienes naturales cruciales para el desarrollo interior y exterior de cualquier nación, como lo es el petróleo o el gas natural; no obstante, se requiere de una enorme obra de ingeniería para construir oleoductos para transportarlos al corazón de Rusia e Irán.

Sin embargo este es uno de los grandes planes y acuerdos semi-secretos entre estos dos países para incrementar su riqueza e influencia comercial de una manera brutal, que a su vez podrá ayudar mucho a Irán en sus esfuerzos de consumar un programa nuclear con el cual pueda desafiar a los Estados Unidos y poder concluir sus sueños de destruir a la nación judía de Israel.

A su vez, hay una eterna disputa en la zona entre todos los países que lo acorazan, lo que hace de sus millas náuticas unas de carácter incierto en cuanto a pertenencias nacionales; sin embargo, Rusia e Irán son los que invariablemente tienen mayor influencia sobre el territorio acuático.

Los muebles que vi de la región son unos que de alguna extraña manera estética y artística embonan estos problemas visualmente.

ManiFest