• revista@manifest.com.mx

¿Quién tiene razón?

¿Quién tiene razón?

Hace unos días, mientras me encontraba en un avión de Volaris, estaba leyendo un  periódico norteamericano donde habían varios, sino es que muchos artículos sobre la situación en Corea del Norte, especialmente ahora que se acerca la armada norteamericana liderada por el portaaviones Vinson, a quien el mandatario Coreano informó a su pueblo que atacaría, tan solo llegara a aguas de aquella península asiática.

Esta amenaza, por supuesto, ha puesto en alerta a toda la armada, dirigiéndose hacia aquellas aguas, sabiendo que es posible ser recibidos por un ataque de Corea del Norte, por lo que todos saben qué hacer y cómo reaccionar ante esta situación, una situación a la cual la marina norteamericana no se enfrenta desde la Segunda Guerra Mundial.

Yo, como la mayoría de las personas en el mundo, deseo fuertemente la resolución pacífica de aquella cuestión; sin embargo me temo que una resolución pacífica a esta crisis es muy difícil, debido a que ambos lados de los negociantes se encuentran en polos totalmente opuestos y ambas partes están protegiendo y salvaguardando la seguridad de sus naciones.

Estados Unidos tiene todas las razones necesarias para exigir la desnuclearización de Corea del Norte, ya que su dictador ha expresado en innumerables ocasiones  su deseo de crear misiles nucleares de alto alcance para en algún día no muy lejano, además de ser algo en lo que están trabajando diariamente, haciendo pruebas de misiles casi semanalmente.

Esto también es un problema para Corea del Sur, ya que su existencia como país y como población está siendo fuertemente amenazada, por lo que naturalmente han de buscar de ayuda exterior para defender su derecho a la vida, algo que todo pueblo tiene el derecho absoluto de hacer.

Por su parte, los norcoreanos tienen también una buena razón para continuar y desarrollar armamento nuclear, para evitar una catástrofe sociopolítica en su territorio, como una revolución o un levantamiento, algo que las logias occidentales empeñan mucho esfuerzo en hacer, como hemos visto en el caso de Libia, Iraq, Ucrania y se intenta hacer en Siria.

Los líderes de estos países donde estos levantamientos y revoluciones surgieron, jamás hubieran tenido éxito en caso de estas naciones haber contado con arsenal nuclear en su poder, lo que significa que todos estos cayeron, debido a que no contaban con armamento nuclear.

Además, todos en Corea del Norte tienen muy presente la guerra que tuvieron con los norteamericanos en la década de los 50, donde todos sus padres pelearon a muerte contra el capitalismo.

Como podemos ver, la resolución de este problema es sumamente compleja, debido a que la supervivencia de ambos está en la línea; sin embargo, no hay ningún comunicado público que hayan hecho los norteamericanos, previo a esta crisis que afirme el deseo de derrumbar el régimen norcoreano, por lo que al menos oficialmente la balanza se inclina un poco más hacia los norteamericanos.

ManiFest