4 hongos medicinales que protegen tu sistema inmune

Tags: adaptogenos four sigmatic

En algunas partes del mundo como Asia y Europa del Este, los hongos medicinales se han utilizado durante miles de años para equilibrar el sistema inmunológico, promover el bienestar y la longevidad. Sin embargo, en este lado del mundo se han ido incorporando mucho tiempo después. Cuando decimos hongos medicinales no nos referimos a los psicodélicos, hablamos de aquellos que pertenecen a una clase propia, también llamados hongos funcionales y/o adaptógenos que, además, ayudan a regular el estrés.

Si eres nuevo en el uso de hongos medicinales, puede ser confuso descubrir con cuáles comenzar. Aquí te compartimos 4 de los hongos más conocidos para cuidar de tu salud:

Chaga

Chaga es un hongo medicinal conocido por su capacidad de regular el sistema inmunológico. Tiene propiedades antiinflamatorias y un alto contenido de antioxidantes y enzimas que ayudan a neutralizar el daño que producen los radicales libres, protegiendo así al cuerpo de enfermedades y ayudando a reducir los efectos de la edad. Puede ser particularmente útil si sientes que estás a punto de enfermarte.

Cordyceps

El hongo medicinal Cordyceps es un adaptógeno especialmente bueno para quienes tienen un estilo de vida activo y demandante ya que además de promover una respuesta eficiente del sistema inmune, entre sus principales beneficios están aportar energía a nivel físico y mental. Es excelente antes o después de hacer ejercicio ya que mejora la resistencia y promueve la recuperación muscular aumentando los niveles de oxígeno en la sangre. Además, también ayudan a mejorar la energía sexual, ya que algunos estudios indican que mejora la libido.

Reishi

El Reishi es conocido como “el hongo de la longevidad y la inmortalidad” ya que mejora la salud del cuerpo fortaleciendo el sistema inmune. Es excelente para reducir los efectos de alergias ambientales. Promueve la relajación y el equilibrio, reduciendo el insomnio, el estrés y la ansiedad.

Melena de León (lion’s mane)

Es un nootrópico natural. Derivado de las palabras griegas noos (mente) y tropos (doblar o girar), nootrópico se traduce como “actuar sobre la mente”. El hongo melena de león es conocido por sus beneficios en la neuroprotección y la neuroregeneración, lo que ayuda a mejorar la función cognitiva. Además de mejorar la concentración y la memoria, también promueve la salud del sistema nervioso combatiendo la ansiedad y depresión.

¿Cómo usar los hongos medicinales y qué debes considerar?

Estos cuatro hongos medicinales que apoyan tu energía, resistencia, concentración, sistema inmunológico, sueño y más pueden ser agregados fácilmente a tu rutina diaria de bienestar. El extracto en polvo lo puedes tomar combinado con café, té, smoothies o simplemente tomarlo disuelto en agua.

Entre los puntos importantes que debes considerar al momento de elegir tus suplementos de hongos están:

  • La forma más segura y saludable de tomar hongos medicinales es adquiriéndolos a través de un proveedor confiable para asegurarte que estás recibiendo todos los beneficios sin ningún posible efecto secundario negativo.
  • Evitar los suplementos que solamente contienen micelio (raices del hongo) y que no contienen el cuerpo fructífero del hongo. También evita los que contengan almidones, féculas o algún otro tipo de “relleno”.
  • Que sean hongos orgánicos: los hongos absorben los metales pesados que hay en el ambiente, así que procura que sean orgánicos o que provengan de algún cultivo confiable.

Si está buscando marcas específicas en las que puedas confiar te recomendamos Four Sigmatic, sus cafés, tés y elixires se mezclan fácilmente en agua caliente.

Ahora ya conoces más sobre los hongos medicinales, sus beneficios y sus usos. Visita nuestra tienda en línea para saber más!

Recuerda que si padeces alguna enfermedad, estás tomando algún medicamento o estás embarazada es importante consultar con un profesional cuales suplementos son los indicados para ti.

The Rebel’s Apothecary: A Practical Guide to the Healing Magic of Cannabis, CBD, and Mushrooms. by Jenny Sansouci
Frank Lipman MD. Functional Medicine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *